martes, 5 de junio de 2012

Los 10 errores más frecuentes en la renovación de fachadas

Cualquier elemento añadido o quitado a una fachada afecta al conjunto en menor o mayor medida. El resultado es a veces imperceptible, otras veces catastrófico y las menos suponen una mejora. ¿Por qué cuando estamos intentando renovar, incluso mejorar el aspecto y la calidad de un edificio transformando su elemento más visible (la fachada) no siempre obtenemos resultados satisfactorios?

Un edificio acosado por unidades exteriores de aire acondicionado en Valencia. / MIXURO

Paso a enumerar los errores más comunes:

1. No considerar que cualquier intervención, por pequeña que parezca, altera la fachada. Colocar un aparato de aire acondicionado, cambiar las ventanas, poner un toldo, etc.

2. No ponerse de acuerdo con los vecinos. No es tan difícil decidir cual es el color y modelo de persianas que queremos! Además se puede obtener descuentos superiores al 50% abordando el cambio de carpinterías, persianas, toldos, etc. del conjunto del edificio en vez de encargarlo de manera individual.

Que se note que no nos llevamos bien... ¿Cual os gusta más la de la derecha o la de la izquierda? / MIXURO

3. Considerar que las instalaciones (aparatos de aire acondicionado, cableados varios, tuberías de gas, antenas, etc.) son objetos inevitables! Si tienen que aparecer se les busca el lugar apropiado y ya puestos podemos dejar sitio para futuras instalaciones por venir!

Esto es una guarrindongada en toda regla, totalmente innecesaria. / MIXURO

4. Cambiar materiales y/o sistemas constructivos sin reestudiar la estética del conjunto. Si a esto añadimos que normalmente se deciden los colores en el último momento con la carta que trae el pintor. No es tan fácil elegir el color adecuado y lo más acertado es realizar una muestra en la propia fachada (con suficiente tiempo para poder reflexionar) que incluya todos los tonos a emplear y si afecta a molduras o no.

En estas viviendas de Gijón realiza una réplica de las fachadas originales pero con un carísimo sistema constructivo del cual no se saca partido formal... una pena. / ESFER

5. No incorporar un estudio de mejora de eficiencia energética. Si vas a cambiar, pintar, renovar o lo que sea de tu fachada es posible que por "un poco más" mejores notablemente la eficiencia energética del conjunto recuperando la inversión en pocos años. ¡Ah y no olvidemos eso del medio ambiente que nos beneficia a todos!

Análisis comparativo de calificación energética, antes y después de la reforma. / Ejemplo MIXURO

6. Permitir que los propietarios de los bajos comerciales hagan lo que les venga en gana con "su" trozo de fachada. Existen numerosos ejemplos de locales comerciales muy vistosos que son absolutamente respetuosos con el edificio en el que se acomodan, esto beneficia a ambas partes.

La parte inferior del edificio es la carta de presentación del mismo, si no quieres vivir en una bodega o en una farmacia no permitas que los comerciales invadan el edificio. Se puede. / MIXURO

7. ¿Es el mantenimiento el demonio? No pasa nada por tener un plan de mantenimiento que incluya limpieza de bajantes, revisión de elementos comunes, etc. Esto nos ayudará a alargar la durabilidad y el buen aspecto del edificio.

Esto no es a lo que nos referimos con fachada vegetal. Edificio en Gijón. / MIXURO

8. Excluir medianeras, cubiertas y patios interiores de lo que consideramos "fachadas".

¿Dónde termina la fachada y comienza el cerramiento puramente utilitario? / MIXURO

9. Enjaular los zaguanes con una cancela extra (extraincómoda diría yo!). Para resolver un problema de seguridad, se provoca un problema de uso diario ¿Quién no se ha quedado atrapado entre las dos puertas alguna vez visitando a unos amigos?

Como una reja del estilo del edificio lo haría parecer una jaula del zoo le ponemos unos bonitos adornos dorados y unos remates en punta de flecha, florones, etc. Ahora ya puedes vivir en palacio... / MIXURO

10. Oportunidad. Aprovechar cada intervención que realicemos en nuestro edificio como una oportunidad para repensarlo y mejorarlo. Así conseguiremos una ciudad mejor para todos.

9 comentarios:

  1. No es tanto la cuestión del gusto como del enfretnamiento entre el derecho privado o, yo en mi casa hago lo que me da la gana, y el público lo miremos como lo miremos, PGOU (ornato público) Ordenanzas Municipales, CTE,...,
    La selva ó La selva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estoy totalmente de acuerdo! Las leyes en general y las ordenanzas municipales en particular están para "ayudar" a los ciudadanos. Sin embargo son cada vez más complejas y engorrosas de tratar, al final el esfuerzo que supone entenderlas para poder realizar tus deseos supera con creces la paciencia de la gente y se opta por el camino de en medio.

      Eliminar
  2. La verdad es que, en viviendas donde haya mas de un vecino, es casi imposible ponerse de acuerdo. Siempre hay uno que le da por hacer la contra, vamos como el dedo en el ojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto, desgraciadamente, es muy habitual. Uno de los conceptos que pretendemos enfatizar con este blog es que las comunidades de vecinos son eso: "comunidades" de vecinos. Consisten en un grupo de personas (muy heterogéneo eso sí) que comparten cosas muy importantes, no "solo" la estructura, las bajantes, las escaleras, ascensores, fachadas, cubiertas... sino que también cierta intimidad, relaciones y un pedacito de ciudad (que nos pertenece a todos)

      Eliminar
  3. Galeria de desproposits, taaaaaaaan habitual. També podem afegir les "meravelles" que es poden veure a les façanes interiors (patis de llum, etc..) i el mateix a les cobertes... en fi, tenim moooooolt a treballar col·lectivament en aquests temes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has dado en el clavo Alfred: colectivamente. Intentaré hacer una entrada inversa a esta... los 10 aciertos...!

      Eliminar
    2. Alfred se trata que sólo te entienda Javier ... o es para ti un problema que te entendamos todos ????

      Eliminar
  4. en lo referente al punto 4. cambio de materiales...es más importante saber (como es el caso) si la C.PP., con la aceptación del arquitecto...lo que quisieron es mantener la estetica original del edificio...tan aceptable como proponer un cambio estético...en cuanto a poner que es una obra de Esfer, lo único que se puede especificar es la buena ejecución de la misma... y para rubricarlo sólo hace falta preguntar a los propietarios y DF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el comentario! En ningún caso ponemos en duda la calidad del trabajo de Esfer en el ejemplo que hemos puesto, el cual no hemos visto salvo por las fotos de su web.
      Lo que vengo a decir con este punto es que la estética del edificio está alterada desde el momento que se cambia la técnica del cerramiento. Si lo que los vecinos y la D.F. (los arquitectos) pretendían era mantener la imagen del edificio original (como bien dices algo muy aceptable) se eligió un sistema constructivo poco adecuado.
      O dicho de otro modo, si los arquitectos del edificio original hubieran dispuesto de esta tecnología hubieran resuelto el edificio así? No lo se pero me permito dudarlo.
      Lo que me parece fantástico de la rehabilitación es el hecho de que se mantuvieran las carpinterías originales de madera (se puede ver en la web de esfer), que seguro generan un esfuerzo en el mantenimiento de las mismas.

      Eliminar